Prueba de bicicleta Santa Cruz Stigmata

Nacida como bici de ciclocross hace 14 años, la Stigmata se ha ido moldeando a las nuevas necesidades y formas de entender el gravel de hoy. Rápida y reactiva por un lado, pero apta para el Bikepacking.

Sergio Lorenzo

Santa Cruz Stigmata
Santa Cruz Stigmata

Cuando hablamos de marcas de referencia en el mountain bike, Santa Cruz siempre ocupa un lugar privilegiado. Su Stigmata es la única bici “de rueda fina” que existe en su catálogo y como tal reproduce el talante de máquina de culto y para el disfrute propio del fabricante californiano. De hecho, es una bici veterana, ya que la marca la estuvo produciendo entre los años 2007 y 2011, de aluminio y con frenos cantilever, ajena a la nomenclatura actual de gravel y orientada al ciclocross; su renacer se produjo en el 2015 cuando ya se empezaba a popularizar el gravel, adaptándose a los tiempos, con discos y con cuadro de carbono.

Y esta versión que probamos es la tercera generación, nacida en 2019. De posición algo corta y elevada, de hecho son las diferencias principales con la Stigmata anterior, se transforma en una bici muy manejable y predecible en terrenos revirados y algo exigentes, dejando aún entrever sus raíces en el ciclocross.

También se muestra bastante cómoda, principalmente debido a un tubo superior no muy largo y a un tubo de sillín bastante vertical con tija sin retraso, haciendo que su potencia de 90 mm no nos resulte nada larga. Con un cuadro de carbono CC, única opción que se fabrica y el máximo exponente de la marca, las sensaciones son algo curiosas, ya que es una bici que se mueve entre lo más deportivo y “ciclocrosero” en esas rutas del día a día en las que nos apetece subir el pulso, y entre lo aventurero y más calmado cuando se trata de largas jornadas de pedaleo por delante.

Para esto último es cierto que echamos de menos algunas roscas extra para los diferentes accesorios, aunque en comparación con la Stigmata anterior, el cuadro ha crecido en altura (stack) precisamente para dejar más hueco para las bolsas de bikepacking, con lo que sigue siendo una opción apta para las largas travesías.

Algunos componentes además, como los neumáticos con unos tacos laterales altos y bastante permisivos, el sillín WTB o el manillar de puntas abiertas, acentúan el carácter “mountainbikero" que se espera en esta bici.

Stigmata
 

Lo mejor

  • Relación agilidad y comodidad
  • Montaje polivalente

A mejorar

  • Sin roscas extra para accesorios

 

Santa Cruz Stigmata

  • Cuadro: Fibra de carbono CC
  • Horquilla: Fibra de carbono CC
  • Pedalier: SRAM Force 1 DUB. 42 d
  • Cambio: SRAM Force eTap AXS. 12 v
  • Mando: SRAM Force
  • Casete: SRAM XG1295 Eagle. 10-50 d
  • Cadena: SRAM XX1 Eagle
  • Frenos: SRAM Force
  • Discos: SRAM CLX R Center Lock 160 mm
  • Dirección: Cane Creek 40 IS Integrated
  • Potencia: Easton EA90
  • Manillar: Easton EA70 AX
  • Cinta manillar: Velo
  • Sillín: WTB Silverado Team
  • Tija sillín: Easton EC70, Zero Offset
  • Ruedas: DT Swiss XR 361
  • Bujes: DT Swiss 350
  • Neumáticos: Maxxis Ravager 700x40c. EXO
  • Peso: 8,6 kg (talla 54, sin pedales)
  • Tallas: 52, 54, 56, 58 y 60
  • Precio: 6.090 €
  • +INFO: Bicimax, 91 198 34 91. www.bicimax.es
Geometria
 

GEOMETRÍA

A 1.015. B 283. C 425. D 520. E 545. F 74º. G 71,5º. H 150. I 380. J 576

Archivado en:

Los mejores vídeos

Lo más leído

Lo más leído