Tres opciones mousse para gravel: PTN, CushCore y Tannus

El uso de las mousse -también llamadas insertos, churros, protectores o espumas- se encuentra muy extendida en la disciplina del mountain bike, pero poco a poco va encontrando también su sitio para el gravel... e incluso también en carretera.

José V. Gisbert

Tres opciones mousse para gravel  PTN, CushCore y Tannus
Tres opciones mousse para gravel PTN, CushCore y Tannus

Su principal función consiste en evitar dañar la llanta en un posible golpe con, por ejemplo, una piedra cuando reducimos bastante la presión en las cubiertas. Pero también ayudan a reducir la deformación lateral de los neumáticos en curvas, las pérdidas de presión o de líquido sellante, y el destalonamiento -la cubierta se desplaza a la zona interior de la llanta-. También seremos capaces, en una emergencia, de poder rodar sin presión durante unos kilómetros y a velocidad moderada.

Están fabricadas con un material elástico, van alojadas en el interior de la cubierta y sobre la llanta; ambos elementos deben ser obligatoriamente compatibles tubeless, y es imprescindible utilizar líquido sellante si no queremos perder presión en la unión de la cubierta con la llanta y que repare los posibles pinchazos o pequeños cortes.

¿Qué conseguimos bajando la presión?

A menor presión, mayor absorción de los baches y otras irregularidades del terreno, con lo que logramos una comodidad superior; también mejora el agarre en curva y la tracción. Pero al igual que con una cubierta sin mousse, debemos jugar con la presión para encontrar un punto en el que absorba y agarre sin perder el control por deformación lateral de la cubierta, ni tampoco golpear la llanta en zonas técnicas. También dependerá de qué tipo de superficies tengamos pensado incluir en nuestro recorrido, así como como nuestro peso y el del posible equipaje que transportemos. No quedará más remedio que utilizar el método de ensayo-error hasta encontrar la presión idónea.

Curva   web
 

¿Cómo se instala?

Primero debemos montar un lateral de la cubierta en la llanta, después instalamos la mousse apoyada en la llanta y ponemos con desmontables el lateral restante de la cubierta. Pero necesitaremos más tiempo y esfuerzo respecto a un montaje tubeless sin mousse.

Es muy recomendable utilizar desmontables resistentes y de calidad; nosotros solemos utilizar Muc-Off, Pedro's y Bontrager con muy buenos resultados, pero hay más modelos donde elegir, eso sí, nunca debemos usar desmontables metálicos. Un buen número de fabricantes también disponen de útiles especiales -destinados principalmente a talleres- para montar y desmontar cubiertas rebeldes.

También hay que tener en cuenta que cuanto más amplia sea la anchura interior de la llanta, más fácilidad para montar la mousse; y con cubiertas nuevas es más difícil instalarlos, es preferible montarlas tras unos días de uso para que estén algo dadas de sí.

Si vemos que montar la cubierta en el tramo final es excesivamente complicado, es preferible no seguir o podemos romper los desmontables -en el mejor de los casos- o dañar la llanta irreversiblemente. Para facilitar la tarea, podemos pulverizar agua a los aros de la cubierta, y separar la mousse del fondo de llanta para que deje espacio a la cubierta. Si no lo vemos claro, la mejor opción es dejarlo en manos de un taller de bicis.

Valvulas   para web

¿Y si el sellante no logra reparar un pinchazo?

Con orificios o cortes grandes, el líquido podría no ser capaz de taparlos. Lo habitual es poner una cámara, pero con una mousse nos costará bastante desmontar un lado de la cubierta antes de quitar la mousse, instalar la cámara y volver a montar otra vez la cubierta.

Es preferible poner una tira o mecha para que lo tapone y deje de perder presión.

Tres opciones a prueba

Los fabricantes de mousse para mountain bike también están ofreciendo versiones para gravel e incluso ciclocross. Hemos escogido tres modelos, desde el más sencillo -y asequible- PTN, hasta los de última generación CushCore y Tannus.

 

PTN (Pepi's Tyre Noodle) Gravel Sport XXS y XS

La marca italiana dispone de dos modelos para gravel: Sport y R-Evolution, pero esta última solo puede utilizarse con cubiertas de 48 a 56 mm de anchura, medidas poco habituales en bicis gravel. Podemos encontrar el modelo Sport en dos diámetros: de 30 mm (XXS) para ruedas de 700c o 29”, así como 650b o 27,5”; y la versión XS de 35 mm para 700c o 29”, y también para 650b o 27,5”. PTN recomienda sus mousse Gravel Sport XXS si utilizamos cubiertas entre 35 y 38 mm de anchura, y las XS de 40 a 47 mm. Su diseño es muy sencillo: cilíndrico, de celda cerrada -no absorben el líquido sellante-, muy ligeros y más económicos que los Tannus y, sobre todo, los CushCore. Las válvulas -de aluminio y con un buen diseño- tienen aberturas laterales para facilitar añadir el sellante.

Pepis XXs y XS   para web

Aunque PTN no lo recomienda, conseguimos instalar el modelo XXS en unas cubiertas de ciclocross de 33 mm de anchura, pero dejó muy poco espacio libre en el interior para el aire y el sellante. Exactamente lo mismo nos pasó con el XS en nuestras cubiertas gravel de 40 mm, pero el XXS de 30 mm resultó prefecto y su montaje requirió menos esfuerzo. Para nuestros 64 kg de peso y en terreno mixto -que incluía algún tramo técnico pedregoso y poco asfalto- utilizamos 1,75 bares de presión en la rueda delantera y 2,25 bares en la trasera.

Las cubiertas -principalmente la delantera- no se deformaron en curvas sobre superficies duras y absorbieron con eficacia en todo tipo de superficies. Cuando no pudimos evitar pasar por encima de algún obstáculo no recomendable para la integridad de las ruedas, notamos como la mousse se comía buena parte del impacto sin dañar la cubierta ni la llanta.

Su ya comentada ligereza debido a su baja densidad es el punto débil de las PTN, ya que resisten peor un trato duro respecto a otros modelos más densos y a su vez más pesados. Y en su montaje debemos tener cuidado de no dañarlas con los desmontables.

Para tratarse de un modelo de primera generación -cilíndrico- su comportamiento es bastante bueno, ideal para quienes deseen rodar con una presión más baja de lo habitual por todo tipo de superficies elevando la comodidad y el agarre, pero que no necesiten llegar a presiones realmente bajas.

ptn 2
 

Ficha técnica PTN

Precio: 68,99 € (el par, con válvulas PTN Lufty 2)
Peso (por unidad): 47 g (XXS), 59 g (XS para 700c o 29”); válvula 6 g
Opciones: Diámetro de 30 mm (XXS para 700c o 29”, y 650b o 27,5”), 35 mm (XS para 700c o 29”, y 650b o 27,5”)
Incluye: Válvulas tubeless, extractor de obuses, adhesivos.
Distribuidor: CJM Sport / Alpcross, info@cjmsport.com / info@alpcross.com
Web: www.pepistirenoodle.eu

 

CushCore Gravel.CX

La versión destinada al gravel y ciclocross del fabricante estadounidense CushCore tiene un diseño completamente diferente al de los modelos cilíndricos -como el PTN-. Si realizamos un corte transversal podemos apreciar cómo la zona inferior adopta la forma interior de la llanta y parte de la cubierta para impedir que esta última se deforme cuando rodamos con presiones muy bajas. Su alta densidad protege la llanta de golpes cuando rodamos por zonas exigentes, pero eleva su peso hasta 123 g -por unidad-.

CushCore recomienda su uso con cubiertas de 33 a 46 mm de anchura, y en llantas con ancho interno de 19 a 26 mm. También se encuentra disponible el kit de válvulas -de 44 mm de largo, en 6 colores-; o 55 mm, en 5 colores, por separado a un precio recomendado de 24,95 €, así como un desmontable ergonómico y reforzado para montar y desmontar las cubiertas con facilidad por 23,95 €.

CushCore 1   para web
 

En cubiertas de ciclocross su montaje requiere bastante esfuerzo y experiencia instalando mousse, pero en cubiertas gravel de 40 mm resultó más sencillo. Es recomendable alinear alguno de los cuatro orificios laterales que posee la mousse con las válvulas especiales que incluye el kit -al igual que las PTN, de aluminio y con un buen diseño- para permitir que el líquido sellante alcance la zona que se encuentra bajo la banda de rodadura de la cubierta y también podamos añadir o quitar presión sin obstrucciones. Debemos destacar que la superficie completamente lisa de la mousse repele el sellante, por lo que necesitaremos menos cantidad respecto a otros modelos en los que sí queda adherido el líquido -aunque no lo absorba-.

Su rendimiento durante el test fue excelente incluso a presiones muy bajas -en alguna ocasión por debajo de 1,5 bar- al sujetar con firmeza los flancos de la cubierta elevando la estabilidad en curvas y amortiguar sin daños obstáculos como piedras, raíces, regueros, etc. Tampoco sufrimos durante el test pérdidas de presión o de sellante al afrontar zonas técnicas.

Ficha técnica CushCore

Precio: 189 € (el par, con válvulas), 99 € (la unidad, con válvula)
Peso (por unidad): 123 g, válvula 6 g
Compatibilidad: Para cubiertas 700c o 29” de 33 a 46 mm de ancho, llantas de 19 a 26 mm de ancho interno.
Incluye: Válvulas tubeless, extractor de obuses, adhesivos.
Distribuidor: Mundo Talio, info@talio.net
Web: www.cushcore.com

 

Tannus Armour Tubeless 700 (33-47)

El último en llegar al segmento de las mousse para gravel es Tannus -fabricante coreano conocido por sus protecciones Armour para cubiertas con cámara-, que ha tomado buena nota sobre qué modelos funcionan mejor. Su nuevo Armour para Tubeless emplea un diseño que adopta las formas del interior de la cubierta y la llanta, pero dejando una zona libre sobre el fondo de llanta que mejora el apoyo de la mousse. Está fabricada con el compuesto Aither de Tannus, muy ligero y que no absorbe líquidos.

Este posee 12 aberturas distribuidas por su perímetro que dejan pasar el sellante desde la zona interior a la exterior de la mousse, pero dos de ellas son más grandes en el apoyo de la llanta para dejar sitio a la válvula, que no tiene por qué ser especial para mousse ya que nos sirve cualquiera para tubeless. Esta es una de las ventajas de Tannus respecto a otras marcas, que reduce el precio del kit y a su vez facilita el añadir sellante o modificar la presión. Para ello debemos alinear las válvulas con alguno de los dos orificios más grandes, Tannus nos los recuerda con una flecha en los laterales de la mousse.

Tannus   para web
 

La marca indica que son compatibles con cubiertas de 33 a 47 mm de anchura, y con llantas de ancho interno entre 19 y 27 mm. Nosotros tratamos de instalarlo en unas cubiertas de ciclocross de 33 mm y tuvimos que desistir al peligrar la integridad de la llanta al resultar muy duro el útimo tramo de montaje. Quizá con una llanta de anchura interna elevada o una cubierta menos rígida sí lo hubiésemos conseguido, pero otras mousse sí pudimos instalarlas con la misma combinación cubierta-llanta. En cambio, con cubiertas gravel de 40 mm no hubo ningún contratiempo, quedando perfectamente ajustadas. Las Armour Tubeless ayudan a talonar con más facilidad respecto a otros modelos, pero una vez montadas hay que revisar que hayan quedado bien centradas -se pueden colocar haciendo fuerza con las manos tras quitar toda la presión-.

En cuanto a la sujeción lateral en curvas y absorción del terreno, su comportamiento está a la mismo nivel que las CushCore, es decir, muy alto. Nos sorprendió que una mousse tan ligera permitiese bajar tanto la presión de las cubiertas sin peligro de destalonar o dañar las llantas.

Ficha técnica Tannus

Precio: 39,92 € (por unidad)
Peso (por unidad): 65 g
Compatibilidad: Para cubiertas 700c o 29” de 33 a 47 mm de ancho, llantas de 19 a 27 mm de ancho interno.
Incluye: Adhesivos.
Distribuidor: Akrovalis, info@akrovalis.com
Web: tannustires.com

Mousse las 3   para web
 

Conclusión

Si solemos utilizar nuestra gravel sólo por tierra compacta o asfalto, no es recomendable montar una mousse; pero si en las rutas encontramos piedras, terreno suelto, raíces, regueros, curvas cerradas... tenemos dos opciones: reducir drásticamente la velocidad, o instalar una mousse para poder bajar la presión sin miedo a dañar la llanta o destalonar la cubierta. La diferencia entre ambas opciones es enorme y la primera vez que utilizamos la mousse nos preguntaremos por qué no lo hemos descubierto antes.

Sobre qué modelo utilizar, si el terreno no es muy técnico y no necesitamos bajar mucho la presión, la mousse de PTN cumplirá perfectamente, pero si preferimos los tramos complicados, necesitamos un agarre superior en curva -sin que la cubierta flanee- o una absorción y comodidad elevadas... apostaríamos por CushCore o Tannus.

Archivado en:

Los mejores vídeos

Lo más leído

Lo más leído