Guía completa para participar en Badlands: ¡Ultragravel!

Ultragravel, 750 km de aventura en autosuficiencia con bicicleta de gravel por Granada y Almería.

Por Chris Tonge / Fotos: @nvcr.studio

Guía completa para participar en Badlands
Guía completa para participar en Badlands

¿Qué es Badlands?

En tan solo dos ediciones, Badlands se ha convertido en el evento bikepacking off-road más popular del mundo y uno de los mayores retos que alguien puede afrontar en una bicicleta gravel. Y tenemos la suerte de tenerlo en nuestro territorio.

La ruta destaca por su diversidad, con un paisaje único en el mundo: desiertos, alta montaña, bosques y playas. Entre sus lugares destaca Sierra Nevada, los desiertos de Gorafe y de Tabernas, la Sierra de los Filabres, Cabo de Gata y La Alpujarra.

Cómo empezó

Oí hablar sobre Badlands por primera vez durante el verano de 2020. Ese verano fue atípico por muchas razones, pero recuerdo claramente que sentí la necesidad de hacer algo diferente. He estado montando fixies durante los últimos 15 años y, aunque todavía me encantan, después de la pandemia necesitaba nuevos desafíos y experiencias. Estaba buscando la oportunidad de hacer algo diferente después de todos estos años y el gravel parecía una buena opción. Te da la oportunidad de explorar y estar más cerca de la naturaleza, además de mantener todo lo que amo del ciclismo de ruta.

¡Bienvenida, BMC URS! Al tener la suerte de formar parte de BMC Ride Crew, decidí que sería genial desafiarme a mí mismo de una manera nueva. Viniendo de un entorno de carreras de ruta, tenía muchas ganas de subirme a una bicicleta de gravel y qué mejor manera de comenzar con las carreras de gravel que con Badlands, 750 km por Andalucía... ¡Parecía un planazo!. A eso se sumaba que esta zona de España la tengo muy guardada en mi corazón. Tengo muchos recuerdos felices en esta región. Hace mucho tiempo, cuando me ganaba la vida montando en bicicleta, solía venir a entrenar durante el invierno, ya que mis padres pasaban allí su jubilación. Y ya más recientemente, incluso me casé en 2016 en Rodalquilar, por donde casualmente pasaba la ruta. Sería genial pasar por Calar Alto y "bajar" a Cabo de Gata una vez más después de todos estos años. Definitivamente ¡sería un gran plan!

BADLANDS 2021 MAP
 

El Plan

Uno de los mayores retos del ultraciclismo es saber cómo afrontarlo. Era mi primer evento de estas características, así que para mí era entrar en terreno desconocido. Tienes alguna ligera idea de dónde dormir, comprar algo de comida y, probablemente lo más importante, encontrar agua. Me refiero a que podríamos estar hablando de cerca de 50 ºC en el desierto… es bastante extremo.

Una vez recibí el track, lo abrí en Komoot y estudié cómo abordarlo en función de mi estado físico y del tipo de salidas gravel que había hecho hasta ese momento. Además, también importante, intenté planificar dónde dormir. Sí, lo has leído bien, DORMIR. En ningún momento pensé en hacerlo sin parar, mi idea era simplemente ir y disfrutar. Era mi primera ultra, así que solo trataba de ganar experiencia y disfrutar. Además tenía la responsabilidad añadida de grabar un documental para BMC, POC y ROTOR.

Komoot Plan
 

Con todo eso en mente, vi que dividir el camino en tres partes iguales de 250 km encajaba perfectamente en términos de alojamiento. Además, calculé que cada etapa tenía alrededor de 5000 m de desnivel, lo que sobre el papel era factible al día, si mis cálculos eran correctos. Estaba en buena forma y había estado haciendo algunas salidas más largas tanto en fixie como en gravel durante la primavera y principios de verano, a mediados de agosto ya tenía alrededor de 10 000 km en las piernas.

Decidí poner a prueba mi teoría y hacer algunas salidas para evaluar el ritmo. Además, intenté familiarizarme con el avituallamiento en ruta y cargar con bolsas de bikepacking, todo ello desconocido para mí hasta ese momento. Mi plan era viajar ligero, sin equipación para dormir o cocinar, solo con lo esencial para pasar los tres días. Hice una serie de salidas de poco más de 100 km con un desnivel similar en la Sierra de Segovia, y a partir de ahí calculé aproximadamente mi ritmo y la estrategia de avituallamiento.

Strava Training Graph
 

A continuación, pasé una larga tarde mirando las imágenes aéreas del track para estudiar el terreno, y lo más importante, dónde encontrar agua y comida en cada etapa. Estaba contento con la estrategia, el plan parecía funcionar. Calculé que podría promediar alrededor de 20 km/h en cada etapa con relativa facilidad, y siempre que pudiera cargar suficiente combustible y agua el plan de tres días era perfecto. Todo listo. ¡¡Granada, allá íbamos!!

Los días previos

Bien, hablemos sobre la preparación para el evento y mi arma secreta, la BMC URS LT, una pieza fundamental en mi rompecabezas Badlands. Había estado montando en la BMC URS durante los últimos 12 meses y estaba muy familiarizado con su geometría y conducción. Fue entonces cuando BMC me dijo que estaba trabajando en una versión con suspensión delantera. Estaba encantado de ser la primera persona en probar este primer modelo justo antes de su lanzamiento. Ahora solo necesitábamos que llegará a tiempo para estar en la línea de salida en Granada. ¡Y esto ya iba a ser toda una aventura!

Desafortunadamente, con solo 3 días para el evento, parecía que iba a ser imposible, ya que el cuadro y la horquilla habían estado retenidos en la aduana durante más de una semana. Tenía un Plan B configurado y listo para rodar, pero aún me quedaba un atisbo de esperanza sobre la nueva bicicleta, especialmente porque teníamos todo listo para hacer un documental específicamente sobre la carrera y este nuevo modelo.

Después de un par de días estresantes con muchas horas al teléfono tratando con mensajeros y la Aduana, el cuadro y la horquilla finalmente llegaron el viernes, apenas un día antes de la acreditación. Esto implicó tener que ir corriendo a Madrid desde mi casa en Segovia para recogerlo y llevarlo a ROTOR para montarlo. Afortunadamente, están ubicados muy cerca del aeropuerto y Julio estaba listo para entrar en acción tan pronto como llegué. ¡Como siempre!

Abrimos la caja con mucho cuidado y sacamos lentamente el cuadro y la nueva horquilla. Lo primero que me llamó la atención fue lo bonito que era el color, un precioso amarillo pistacho con detalles en rojo. Lo siguiente fue la horquilla de suspensión. Parecía considerablemente más pesada que el modelo rígido de la URS habitual, de hecho, 750 g más que la estándar, pero aun así seguía siendo un par de cientos de gramos o más ligera que una horquilla de suspensión tradicional.

¿Realmente necesitaba todo este peso para obtener solo 20 mm de recorrido? Tengo un montón de cuestas por delante en los próximos días, y la URS estándar era una máquina increíble que había funcionado a la perfección los últimos 12 meses. ¿Debería conformarme con eso? Era un poco tarde para empezar a tener todo ese tipo de dudas, ¡solo 36 horas antes del comienzo de uno de los eventos off-road más largos y locos de Europa! Como puedes imaginar, muchas cosas pasaron por mi mente en las siguientes 36 horas. Una bici nueva, sin tiempo para probarla y…¡con tanto por hacer antes de la salida de Granada!

Afortunadamente, sobre las 7 de la tarde ya teníamos la bicicleta montada y lista para rodar. Después de una hora y media de regreso a Segovia, pude terminar de empaquetarlo todo y hacer algunos ajustes finales a la bicicleta. Tan solo tenía que dormir un poco antes del madrugón del sábado para conducir a Granada, la inscripción era esa misma tarde.

Después de ese madrugón en la mañana del sábado y varias horas conduciendo, llegué a Granada para el comienzo de esta gran aventura que durante tanto tiempo estuve planeando. Fue casi un alivio después del estrés de los últimos días tener mi welcome pack en la mano y estar rodeado de otros ciclistas.

Sólo otra noche de sueño antes de empezar… ¡y qué noche! Creo que vi cada hora del reloj mientras el de la habitación de al lado roncaba como un jabalí. Como mi Whoop señaló amablemente a la mañana siguiente, mi recuperación no fue la mejor ¡31% y tan solo 5 h 41’ de sueño! Pero el juego ya había comenzado y no podía hacer nada para pararlo.

The Badlands Bike

Sinceramente, para un desafío como Badlands no puedo imaginarme montando otra bicicleta. Una bicicleta diseñada para la exploración ilimitada, al borde de la innovación de gravel. ¡Tenía que ser la URS LT de BMC!

Lo primero que notas en la URS LT es su horquilla de micro-suspensión y lo impresionante que es que BMC pudieron agregarla al cuadro URS original sin cambiar la geometría. Funciona junto con su suspensión trasera MTT, que utiliza un elastómero y un amortiguador para dar a la rueda trasera unos 10 mm de recorrido en el eje. Esta tecnología fue usada originalmente en sus bicicletas TeamElite en la Copa del Mundo, para absorber las vibraciones y los pequeños golpes. La fibra de carbono en la que está construida la horquilla ayuda a amortiguar las vibraciones, pero sin duda es la micro-suspensión la que realmente hace la magia. Diseñada en colaboración con HiRide, el muelle helicoidal con amortiguador hidráulico ofrece un recorrido muy suave de 20 mm, además, hay un dial de bloqueo ON OFF en la parte superior.

La idea de BMC era brindar a los ciclistas una bicicleta más versátil, adecuada para cualquier disciplina, desde competición hasta bikepacking, y hacerlo de una manera que añadiera tracción y confianza para poder ir más rápido y mover la bicicleta con más fuerza. El diseño tardó cuatro años en materializarse porque buscaban algo realmente optimizado para gravel, no una simple suspensión de bicicleta de montaña adaptada. Está diseñada para mantener las llantas firmemente en el suelo, dándote más tracción, agarre y control, además de absorber todos los golpes y vibraciones fuertes que causan fatiga.

Otro gran beneficio que descubrí durante Badlands es que puedes usar cubiertas más estrechas y livianas a una presión ligeramente más alta, porque la suspensión está haciendo el trabajo que normalmente hacen las cubiertas. Estas presiones más altas reducen enormemente las posibilidades de pinchazo y mejoran la resistencia a la rodadura.

20 mm puede parecer un recorrido demasiado corto, sin embargo es el resultado de un proceso en el que BMC midió las frecuencias de vibración en todo tipo de superficies, desde asfalto liso a diversos caminos de tierra y grava: la micro suspensión diseñada responde exactamente a estas frecuencia. El resultado es una bici que consigue acabar con gran parte de la vibración… en torno al 47% según fábrica, y bien me lo puedo creer por mi propia experiencia en Badlands. No tuve dolor en mis manos, brazos y hombros en ningún momento, ¡¡¡algo realmente asombroso por el terreno recorrido!!!

En cuanto a la tracción y el control, no puedo tener suficientes elogios para esta bicicleta. A pesar de mis reservas previas sobre el peso de la horquilla, pude notar cómo ascendiendo la bicicleta parecía subir más rápido en este tipo de terreno accidentado, porque todos los golpes y sacudidas no la ralentizan. La bicicleta simplemente flota y mantiene su impulso. Es como si alguien estuviera alisando la pista de grava frente a ti... ¡Increíble!

Por último y no menos importante, descender con la URS LT te da mucha confianza. Para empezar, tienes una parte delantera súper estable gracias al cuadro Premium Carbon diseñado para gravel con geometría Gravel+. Está optimizado para algo más que un estilo de conducción gravel agresivo, la URS presenta un ángulo de dirección de 70° para crear una parte delantera larga y una distancia entre ejes para una estabilidad increíble.

En caminos de gravel realmente accidentados con mucha grava suelta y rocas donde es fácil derrapar, la URS LT simplemente mantiene las cubiertas en el suelo. Para ser honesto, es alucinante lo bien que la bicicleta sigue el trazado elegido: mis 40 Terra Speed ​​"delgadas" no fallaron en ningún momento. Definitivamente esta bicicleta es una máquina de carreras de larga distancia que inspira confianza. Combinando esto con el fiable grupo hidráulico 1x12 ROTOR y las ruedas Pfadfinder de Lightweight, el resultado es una bicicleta gravel de ensueño.

Chris Tonge x BADLANDS by NVCR 135
 
  • Cuadro
    URS Premium Carbon with Micro Travel Technology, Tuned Compliance Concept Gravel
    • Gravel+ Geometry
    • Internal Cable Routing
    • Fender and Rack Mounts
    • PF86 Bottom Bracket
    • Flat Mount Disc
    • 12x142mm Thru-Axle
  • Horquilla
    Micro Travel Technology Suspension Fork, Premium Carbon Blades,
    • 20 mm Travel
    • Coil Spring & Hydraulic Damper
    • Fender Mounts
    • Flat Mount Disc
    • 12x100mm Thru-Axle
  • Plato
    ROTOR Q-RING 42T
  • Bielas
    ROTOR ALDHU Carbon con INspider Potenciometro
  • Cassette
    ROTOR 12spd 11-46T
  • Cadena
    KMC X12
  • Desviador trasero
    ROTOR 1x12 Hidráulico
  • Manetas cambio
    ROTOR 1x12 Hidráulico
  • Frenos
    Magura para ROTOR
  • Manillar
    Easton EA70 AX
  • Potencia
    BMC MSM02
  • Tija sillín
    URS 01 Premium Carbon D-Shaped Seatpost
    • 0mm Offset
  • Sillín
    Fizik Arione R1
  • Bujes
    Lightweight Pentagon
  • Llantas
    Lightweight Pfadfinder EVO Tubeless
  • Neumáticos
    Continental Terra Speed, 40mm
  • Tire Clearance
    42 mm (Measured Width)
  • Peso
    8.5 kg sin bolsas

Day 1

Whoop Day 1
 

Como muestra el gráfico de Whoop, me levanté a las 6:00 haciendo el equipaje a última hora antes de tomar mi desayuno habitual de frutos rojos, semillas de lino molidas, coco y yogur de soja. Me gusta tomarme las cosas con calma por la mañana y hoy no iba a ser la excepción, simplemente prefiero levantarme más temprano y mantener mi rutina lo más parecida posible antes de poner rumbo a la salida. Una cosa que no pude hacer antes de la salida fue mi acostumbrada visita al baño, que jugaría con mi mente y mi cuerpo durante los primeros 35 km.

Eran las 8 de la mañana y allí estábamos todos en la salida frente al Palacio de Congresos de Granada. 193 ciclistas de todo el mundo. No conocía a nadie aparte de un par de ciclistas con los que había hablado por correo electrónico antes del evento, pero durante los siguientes días eso cambiaría. En la línea de salida los nervios eran reales. Todavía no tenía ni idea de qué esperar, pero me quedé atrás sabiendo que quería tomarme las cosas con calma. Necesitaba llamar y reservar el hotel para esa noche y también buscar un lugar para parar e ir al baño. Como dije antes, no pude satisfacer esa necesidad antes de que comenzara la carrera y mientras subíamos las primeras cuestas saliendo de Granada, mi búsqueda fue en vano, finalmente tuve que esperar hasta el km 35 antes de que llegara el alivio. De todos modos, mi mente estuvo bastante ocupada en esas primeras 2 horas. ¡Sí, leíste bien, 2 horas para 35 km! Si en los siguientes tramos no podía ir más rápido mi plan correría serio peligro.

Los primeros 40 km fueron duros, como ya nos había avisado la organización, con algo de grava técnica y subidas pronunciadas. Poco a poco me abrí paso entre otros ciclistas que compartían un rápido saludo o incluso 5 o 10 minutos de charla mientras avanzaba. No presté demasiada atención al paisaje o incluso al terreno. Estaba demasiado concentrado en adelantar ciclistas y mantenerme en el camino.  Mi mente solo decía “Baja la cabeza y sigue moviéndote Chris”.

Finalmente llegué a Güejar Sierra, en el kilómetro 35, y me detuve en el primer bar que pude encontrar… Realmente agradecí los 15 minutos de café y parada para ir al baño. Llené mis botellas de agua y seguí mi camino. Lo que vino después fue una verdadera sorpresa: una subida de 8 km de asfalto con un 11% de media: Collado Alguacil. Al no haber tomado notas de dónde estaban las subidas, eran de esperar cosas como esta. Realmente lo prefiero así. Prefiero lo desconocido, así no te condiciona demasiado. De hecho para la etapa de hoy solo tomé nota mental de posibles paradas para comer. Gorafe a 145 km y Villanueva de las Torres a 170 km. Aparte de eso, tuve muchas oportunidades para rellenar las botellas de agua durante el día y decidí aprovechar esa oportunidad siempre que pude. Los kilómetros siguieron pasando y por suerte mi velocidad media empezó a subir un poco. Pero solo un poco.

Después de casi 5 horas de pedaleo y 93 km de descenso llegué al pequeño pueblo de Beas de Guadix, donde un señor muy amable me llenó las botellas de agua en la fuente, al pie de lo que más tarde supe que era el famoso Mirador del Fin del Mundo, 800 metros de hormigón cortado con una pendiente media del 17% y máxima del 24%. Fue aquí donde comencé a notar el calor por primera vez. Eran las 13.00h y ya había más de 40 grados. ¿Cómo va a ser el Gorafe? Esas palabras pasaron por mi mente por un momento, pero pronto volví a concentrarme en pedalear y respirar. ¡¡Hay que seguir subiendo!!

Camino a Gorafe, empecé a coger ritmo y a notar el deleite de rodar en esta nueva bicicleta y la forma en la que parecía retornar la calma. Incluso el desarrollo elegido (del que había dudado durante la planificación) había resultado perfecto hasta ahora. En Gorafe aproveché un restaurante local para comer pasta y tomar unas cervezas sin alcohol heladas increíbles. Una cerveza sin alcohol nunca me había sabido tan bien... ¡¡¡Creedme!!!  

Después de una parada de aproximadamente 30 minutos, me puse en marcha en el loop del desierto de Gorafe. Con una buena comida en el estómago y bien hidratado, comencé realmente a disfrutar del viaje y de las increíbles vistas que teníamos desde los puntos más elevados de la ruta. El paisaje era realmente algo para contemplar.

A medida que avanzaba pasaba cada vez menos ciclistas, pero a los 160 km (9h10m) me encontré con Alistair Brownlee y Justinas Levaika en medio del desierto tratando de arreglar el tercer o cuarto pinchazo de Alistair. Intentamos todo en vano… mechas, tapones, más líquido pero fue imposible con las herramientas que teníamos. Entonces, después de casi 45 minutos, decidimos dejarlo allí con un calor abrasador y seguir adelante. Afortunadamente, alguien más logró rescatarlo más tarde y finalmente terminó octavo.

Justinas y yo seguimos hasta Villanueva de las Torres, km170, donde disfrutamos de una Coca Cola juntos. El calor era intenso. Decidí avanzar rápidamente porque sabía que el tiempo no estaba de mi lado para llegar al hotel a tiempo para cenar. Lo dejé allí mientras me dirigía hacia el sol de la tarde. Seguí avanzando milla a milla. El calor de la tarde seguía siendo intenso. Había alcanzado los 46 ºC en el bucle de Gorafe, pero incluso ahora, cuando el Sol finalmente se puso en el cielo a las 19h, todavía estaba a 35 ºC.

Sobre las 20:30, con más de 11 horas ya de pedaleo en mis piernas, había recorrido poco más de 210 km con 5.200 m de desnivel acumulado. Si alguno de vosotros ha visto el documental, podrá ver que estoy un poco zombie en ese momento. También sabía que aún me quedaban otros 50 km para llegar al hotel, que en ese momento pensaba que me llevaría alrededor de 3 horas. Según mis cálculos, el restaurante estaría cerrado cuando yo llegara. No era como quería terminar el Día 1.

De hecho, fue aún peor, ya que tardé casi 4 horas en llegar al hotel. Una combinación de desorientación en la oscuridad y un lecho de río muy, muy largo me retrasó más de la cuenta. Afortunadamente, tuve a Miguel y Carlos de Alicante (primera pareja en ese momento) como compañía hacia el final de la noche, pero nos separamos cuando me dirigí al hotel, fuera de ruta, mientras ellos continuaron hasta Gor para dormir a la intemperie. Me animaron a seguirlos y mantener el rumbo, pero no tenía equipo para dormir ni ropa de abrigo, por lo que para mí no era una opción. Me dijeron que yo iba en sexta posición después de casi 14 horas de pedaleo... Estaba muy feliz, pero en realidad no estaba allí para competir, así que me dirigí a mi hotel para despertar al propietario y tratar de dormir unas pocas horas. ¡¡¡Mañana sería otro día exigente!!!

Verifiqué dos veces que todo lo que necesitaba cargar se estuviera cargando y que las luces estuvieran apagadas…

Captura de Pantalla 2022 07 22 a las 13.52.43
 

Day 2

Whoop Day2
 

OK… eran las 4.20h, estaba despierto y mi corazón seguía acelerado. Había perdido la cuenta de la cantidad de lecciones aprendidas desde el comienzo en Granada, pero seguro debía de ser de dos dígitos. Intenté dormir unas pocas horas, lo que fue un grave error y se le sumaba el hecho de que me desvié casi 40 minutos para llegar al hotel. Mal. Vivir y aprender.

A las 6:00 comencé el día, me di una ducha rápida y me puse ropa limpia. Eché un vistazo rápido a los datos de Whoop y cerré rápidamente la aplicación. ¡No podía ser correcto! Recuperación del 1 %… Nunca había estado tan bajo como eso, ni siquiera después de la vacuna COVID, que fue mi mínimo anterior del 20 %. En fin. Mientras esperaba a que abrieran el restaurante para desayunar, aproveché para limpiar la bici en el jet wash de la gasolinera, junto al hotel. Era difícil distinguir el color con tanto polvo, pero a los 10 minutos estaba como nueva. Eché un poco más de cera a la cadena, verifiqué la presión de los neumáticos y quedó lista para un nuevo día. El tipo de la gasolinera debió de alucinar. ¡Un escocés loco limpiando su bicicleta a las 6:00 de la mañana y comprando unas barritas de nueces antes de volver a marcharse!

Mientras pedaleaba para volver a la ruta, el sol salía lentamente detrás de las montañas. Todavía hacía fresco, pero prometía ser otro día muy caluroso. Me llevó alrededor de una hora y media llegar a Gor, el siguiente pueblo en la ruta a 30 km. De hecho, pasó volando, ya que estuve acompañado la mayor parte del tiempo por Matthew Souter, quien me mantuvo fascinado con su increíble historia sobre la creación de Saffron Frameworks. Una gran manera de pasar la primera parte de la mañana del lunes.

Después de conseguir comida y agua en Gor, comencé el largo y constante ascenso hasta los 2.000 m, aproximadamente una hora de escalada en total en una pista forestal a través del bosque. Un marcado contraste con lo vivido el día de antes. Y así continué durante los siguientes 80 km más o menos hasta que llegué a Calar Alto. Fue divertido porque el observatorio podía verse desde unos 60 km antes, pero tardé en llegar mucho más de lo que esperaba. Esta fue una de las secciones más remotas de la ruta Badlands. Literalmente 100 km sin paradas para comer y muy pocas fuentes de agua. Tenías que estar muy preparado para esto.

Pasé y charlé con muchos ciclistas en ese tramo de 100 km. Demasiados para mencionarlos aquí, pero uno de los aspectos más destacados fue encontrarme con Jimbo, famoso por Safi Bikes, y comparar notas sobre nuestros hábitos de ir al baño durante el primer día. ¡Estaba encantado de saber que no era el único con ese problema después de todo!

Me tomé un descanso rápido en la parte superior de Calar Alto para recordar los viejos tiempos. La había escalado en fixie muchas veces en los últimos 10 años. De hecho, incluso la subí la mañana de mi boda, así que es un lugar bastante especial para mí. Desde aquí hasta el final del día estaba en territorio familiar. La bajada a Gérgal y la parte final desde Níjar a la costa en Cabo de Gata ya la había hecho muchas veces. Parecía que volvía a casa y de hecho aproveché el pequeño descanso para llamar a Los Patios, el hotel donde me casé en Rodalquilar, para reservar una habitación y pasar la noche. Me daría algo con lo que seguir soñando durante las próximas 10 horas. Estuve pedaleando un total de 14h26m recorrí 369km y subí 8.739m. A mitad de camino... ¡Guau! Qué aventura.

El descenso en Gérgal fue rápido y fresco, 32C, que fue un cambio agradable y un marcado contraste con la siguiente sección desafiante: el desierto de Tabernas. Tomé un pequeño descanso en Gérgal para abastecerme de líquidos una vez más y partí hacia lo desconocido. No me decepcionó mientras me abría paso lentamente a través de esta sección de arena y rocas de 34 km, principalmente cuesta abajo. Por suerte estaba un poco nublado y la tarde estaba algo cubierta. El Wahoo se las arregló para llegar a 46C a mitad de camino y me sentí aliviado de llegar finalmente al pueblo de Tabernas alrededor de las 19:00. Rápidamente volví a abastecerme de líquidos y algunas gominolas y seguí mi camino.

Sabía que la subida desde Tabernas al Pico Colativí, camino a Níjar no era muy difícil, pero sí larga. Bastante similar a la típica subida por carretera, pero sin pavimentar. 10km al 6,4% de media. Ya la había hecho en el pasado durante el día, pero ahora era de noche y completamente diferente. Después de poco más de una hora subiendo llegué a la cima y comencé el largo descenso hasta Níjar.

Por alguna razón pensé que estaba casi en “casa” cuando llegué a Níjar a las 22.30h. Olvidé por completo que la ruta tomaba el camino escénico de la costa y no la carretera habitual de 25 km a la que estaba acostumbrado. Algunos podrán imaginarse mi decepción cuando mi Wahoo indicó un giro a la izquierda en el camino a la costa, tan familiar para mí. De hecho, en lugar de la hora habitual, me llevó otras 2,5 horas recorrer los 44 km a través del mar de plástico y bajar por las antiguas minas de Rodalquilar antes de llegar a mi destino final del día, Los Patios.

Captura de Pantalla 2022 07 22 a las 13.55.38
 

Day 3

Whoop Day3
 

Ni siquiera miré mi nivel de recuperación a la mañana siguiente. Sabía que no iba a ser buena, especialmente después del mínimo histórico de ayer. Pero en retrospectiva, el segundo día consecutivo con un 1% probablemente fue una señal de lo que estaba por venir. No volví a dormir mucho pero esta sería la última etapa y estaba seguro de que estaría bien. Pensándolo bien creo que ya sufría de un cansancio extremo.

Trabajé en silencio durante el desayuno y varios cafés con la esperanza de despejar mi mente nublada. El cuerpo se sentía bien, pero definitivamente estaba en un "ir despacio". Me llevó más de dos horas desayunar y prepararme para salir. Recuerdo que el equipo de medios trató de grabarme en la playa, pero dado mi estado, después de varias tomas decidieron que probablemente sería mejor hacerlo en otro momento. No te preocupes... era hora de ponerse en marcha, se estaba haciendo tarde.

Me detuve brevemente en el pueblo para abastecerme de comida con otro par de cafés y, dado que conozco a la mayoría de los dueños de tiendas y bares aquí, pasé lo que pareció un corto período de tiempo poniéndome al día y hablando sobre el verano. Cuando finalmente terminé mi quinto café de la mañana, para mi sorpresa ¡ya eran las 12:00! ¿Dónde se había ido el tiempo?

Salí del valle de Rodalquilar, me costó mucho llegar a la cima del mirador de Las Amatistas. Fue solo una subida de 0,5 km, pero es un promedio del 11 % y un máximo del 18 %, esto me hizo buscar una marcha más baja. No era una buena señal, ya que hasta ahora había estado muy contento con mis relaciones de transmisión. Me detuve en la cima para recuperarme y me uní a la docena de turistas que tomaban una foto de la magnífica vista de la costa. Para mi sorpresa cuando saqué mi teléfono tenía como 5 llamadas perdidas de Alberto, el dueño del hotel. ¡Me había llevado la llave de la habitación por error! Tendría que devolverla antes de continuar. Así que volví, por suerte estaba a solo 5 km, pero para entonces ya eran las 13h. El Sol era ya abrasador, a 42 ºC y con mucha humedad. Era muy diferente de los días anteriores. El sudor literalmente me goteaba cuando volví a superar Las Amatistas.

Conocía prácticamente todos los rincones del Parque Natural de Cabo de Gata, así que tenía confianza, decidí seguir adelante. Quizás estaba arriesgando más de lo necesario, o simplemente no estaba en el mejor estado físico, pero no pasó mucho tiempo en el primer descenso para irme al suelo por primera vez. ¡¡Definitivamente no estaba teniendo un buen día!! Era una tendencia que iba a repetirse durante los siguientes 10 km. Realmente no era consciente de ello en ese momento, pero mi cerebro no funcionaba correctamente y sufría algún tipo de golpe de calor.

Llegué a Pozo de los Frailes, a solo 23 km de mi última etapa, en unas agonizantes 2,5 horas. No lo recuerdo, pero aparentemente vomité varias veces durante esta sección, puede verse claramente al comienzo de la película que grabamos. ¡Esa es la belleza de tener un equipo de grabación siguiéndote para capturar todos esos maravillosos momentos!

Así que ahí terminó mi aventura en Badlands... En un banco del parque en el pueblo Pozo de los Frailes.

Strava Day 3
 

 

Aprendizaje

Captura de Pantalla 2022 07 22 a las 13.59.50
 

Definitivamente no era cómo planeé terminar Badlands 2021, pero éste era yo, tratando desesperadamente de recuperar la consciencia suficiente para continuar. Era un poco tarde ya, las luces realmente se habían apagado y pronto fue obvio que no podía seguir.

Para ser honesto, es probablemente una de las cosas más difíciles que he hecho en una bicicleta. Estaba en mis planes desde que lo vi el año pasado, así que este fue un final agridulce para algo que pensé que había planeado tan bien. Pero como Strava me recordó amablemente después del esfuerzo de mi primer día: "¡Felicidades, esta actividad es tu salida más larga en Strava!"  Una vez más, en retrospectiva, mi plan fue fundamentalmente defectuoso, pero lo dejaré ahí por ahora.

Mi decepción no duró mucho. Cuando me recuperé un par de días después, pude decir honestamente que también fue una de las cosas más increíbles que he experimentado en la bicicleta.

En primer lugar, la gente que conocí mientras pedaleaba, los demás participantes, los voluntarios del evento y los equipos de prensa. Hay demasiados para mencionar aquí, pero muchas gracias a todos los que participaron en Badlands 2021 y por hacerlo tan especial. ¡Todos sois una gran inspiración! Gracias por compartir.

En segundo lugar, la ruta y el paisaje. Esta zona de España es muy querida para mí y fue un lujo tener el tiempo y la oportunidad de rodar a través de un paisaje tan impresionante y conectarme con esta naturaleza tan maravillosa. Una experiencia verdaderamente inolvidable.

Tuve dos días increíbles, sintiéndome realmente yo mismo sobre la bicicleta. Un total de 527,71 km en 28 h 10 min. Conocí a algunas personas increíbles y vi algunos de los paisajes más increíbles que se pueden ver en Europa. Sumado a eso, recibí tantos mensajes amables de otros corredores que solo puedo sentirme orgulloso de haber sido parte de Badlands 2021 a pesar de no haber podido terminar.

Gracias a todos

Badlands Rewild

ReWild
 

Uno de los motivos que también me llamó la atención de Badlands fue su compromiso medioambiental y social, algo con lo que personalmente me identifico y llevo comprometido desde siempre.

Recientemente Badlands ha dado forma a todas estas ideas para hacer un evento sostenible en su nueva plataforma Badlands Rewild. Como indican en su propia web las misiones de este proyecto son fundamentalmente:

1, Reducción de la Huella de Carbono

2. Reforestación y restauración del entorno, apoyados en fundaciones locales y granjas de agricultura regenerativa

3. Lucha contra la despoblación rural, apoyando el comercio local e incorporando en sus rutas y promociones zonas rurales con poca tradición turística.

Personalmente creo que es importante que este tipo de pruebas, y el mundo ciclista en general, dé un paso al frente en este sentido y genere valor en zonas tan frágiles como donde transcurre Badlands.

Dotwatchers

El tracker es sin duda uno de los elementos más importantes y característicos de las Ultras y también Badlands. Este simple dispositivo que indica nuestra posición vía satélite 24 horas al día, se convierte no solo en un testigo de la ruta, sino también en el cordón umbilical que une nuestra sensación de soledad con sentirnos partícipes de un evento colectivo. Durante la celebración de Badlands los familiares, amigos o aficionados, conocidos en el mundo del ultraciclismo como “Dotwatchers” -observadores de puntos-, pueden alternar el seguimiento del mapa online donde nos ven avanzar lentamente con los comentarios en las redes sociales de la organización y de los propios ciclistas.

La posibilidad de dialogar en tiempo real con los protagonistas lleva sin duda la cobertura de este tipo de eventos a una nueva dimensión. ¡Preguntadle a mi mujer! Pasó 3 días “dotwatching” y le dio cierta tranquilidad.

Y, por supuesto, son útiles para que la organización pueda monitorizar cada km de los participantes y comprobar que no hay datos cuestionables de velocidad, que no han circulado por autopistas o que no hay tramos significativos sin datos.

¡Como puedes ver, es todo un mundo!

Dotwatching
 

 

Nuestros destacados

Lo más leído

Lo más leído