Los embalses de la Sierra Norte de Madrid

Una ruta por los márgenes de los embalses del Atazar, Puentes Viejas y el Villar, alternando tramos de pista forestal, con caminos rurales y carreteras comarcales.

R. Arranz

Los embalses de la Sierra Norte de Madrid
Los embalses de la Sierra Norte de Madrid

El punto de partida de este recorrido es el pueblo de El Berrueco, situado a 6 kilómetros de la salida número 60 de la autovía N-I.

Desde el centro de la localidad, descendemos hasta el borde del embalse del Atazar, atravesando una cancela que impide el paso a los vehículos motorizados: al otro lado de la barrera aparece la pista de servicio del canal que transcurre por el mismo borde del apresamiento de agua. Por ella pedalearemos los 9 primeros kilómetros, disfrutando de una superficie que alterna tramos de grava, con tierra y asfalto en mal estado.

Mapa de la ruta
 

La presa del Villar

Abandonamos la pista del canal, desembocando en la carretera M-127, que recorreremos hacia nuestra derecha para, una vez dejemos a la izquierda el cruce a la localidad de Manjirón, descendamos hasta el muro de coronación de la presa del Villar.

A nuestra derecha dejaremos una impresionante vista del Cañón del Jarama y, antes de transcurrido el primer kilómetro desde que atravesemos la presa, aparecerán a la izquierda dos pistas forestales: nosotros continuamos por la que hay más a la izquierda, atravesando una cancela que evita el paso de automóviles.

Durante los próximos 7 kilómetros pedalearemos por la pista de tierra del pintoresco pinar de Casasola, hasta desembocar, ascendiendo unas duras rampas, en las callejuelas empedradas de la localidad de Serrada de la fuente: desembocamos en la carretera M-127 otra vez y continuamos por la izquierda.

Pinar
Pinar de Casasola

Tras un prolongado descenso por el asfalto afrontamos una cerrada curva a izquierdas y vemos las primeras casas de Paredes de Buitrago: debemos girar a la izquierda por la primera calle del pueblo que veamos para encontrar la pista de tierra que nos conducirá hasta la parte superior de nuestra siguiente presa.

Perfil de la ruta
Perfil de la ruta

La presa de Puentes Viejas

La pista de tierra desemboca en la carretera de asfalto a través de un gran paso canadiense; giramos a la izquierda y descendemos a gran velocidad hasta el semáforo (la mayoría de las veces estará cerrado: no saltárselo, que el paso es muy estrecho) que nos sitúa sobre el muro de coronación de la presa de Puentes Viejas, con firme adoquinado.

Una vez que dejemos atrás el embalse, iremos pendientes de un portalón que hay en menos de 1 kilómetro a nuestra izquierda. Hay que tomarlo para continuar por caminos rurales hasta la localidad de Manjirón (es mejor que descargues el track adjunto para no perderte en la infinidad de cruces que hay).

Navas 1
Camino de Manjirón

Las Navas de Buitrago

Cuando lleguemos al centro de Manjirón, pedalearemos por la carretera que lleva a Lozoyuela y Cinco Villas, atentos a la calle Peña la Legua que aparecerá a nuestra izquierda al abandonar el pueblo: giramos en esa dirección y pedaleamos ascendiendo un kilómetro por unas duras rampas, entre urbanizaciones, que nos llevarán hasta unas grandes dehesas, ya con pendiente favorable, por las que llegaremos hasta las Navas de Buitrago.

Navas
Cañada entre vallas de piedra entre Las Navas de Buitrago y Sieteiglesias

Desde el centro de esta nueva localidad sale a nuestra izquierda una cañada señalizada como “Camino de Sieteiglesias”, por la que vamos a continuar.

El Puente romano de Sieteiglesias

La cañada se va estrechando, hasta convertirse en un sendero que transcurre entre vallas de piedra. Hay algún pequeño descenso trialero (los menos expertos mejor que lo hagan caminando) que nos lleva hasta una gran vaguada formada por el arroyo Recombo. En época de lluvias deberemos cruzarlo por un dintel de piedra para, a continuación, pedalear cómodamente por una gran pradera que nos llevará hasta las primeras casas de Sieteiglesias.

IMG 20210210 162617
En época de lluvias cruzar sobre un dintel de piedra el arroyo del Recombo

Abandonamos Sieteiglesias por la carretera de asfalto en dirección a El Berrueco y, transcurridos 1,2 kilómetros por el asfalto, antes de cruzar el arroyo Jóbalo, tomamos un sendero a nuestra izquierda que nos lleva hasta el pintoresco puente romano (muy bien reconstruido) que atravesaremos para continuar por una cómoda pista de tierra que, en ligero ascenso, nos devolverá en menos de 3 kilómetros al punto de partida de la ruta.

Puente romano de Sieteiglesias
Puente romano de Sieteiglesias

Datos

  • Longitud: 40,5 kilómetros
  • Desnivel acumulado: 690 metros
  • Porcentaje carretera: 35%
  • Dificultad: media
  • Comentarios: en todas las poblaciones hay fuentes y bares.

DESCARGA EL TRACK DE LA RUTA 

 

 

 

Archivado en:

Los mejores vídeos

Lo más leído

Lo más leído