¿Geles o barritas? ¿Qué es mejor para una salida en bici?

Una de las preguntas que más se hacen los aficionados al ciclismo de cara a mantener la energía y evitar las temidas "pájaras"

Juanma Montero

Geles o barritas
Geles o barritas

Tus músculos usan los carbohidratos como fuente principal de energía, tanto la cantidad  como el tipo de hidrato de carbono que contengan los alimentos que ingieres el día previo y antes de salir a pedalear, van a determinar la disposición y la duración de la energía que tengas disponible. En este sentido tanto las barritas energéticas como los geles están diseñados para aportar energía de una forma más rápida y facilitar su ingesta, frente a las dificultades que presentan alimentos más sanos desde el punto de vista nutricional. Siempre será más sano y recomendable comer una pieza de fruta, el clásico plátano, barato, fácil de transportar, de ingerir y de digerir, que cualquier complemento energético. Lo mismo ocurre con los frutos secos, un puñado de nueces, avellanas, almendras o pistachos, serán siempre más saludables que una barrita ultra procesada.

De todas formas los geles y barritas tienen su fundamento y aplicación en determinadas situaciones más propias de la competición o de los entrenamientos de rendimiento, por su practicidad. Los geles en términos generales, se asocian con un aporte de energía más rápido que la que se logra con las barritas. En ciclismo y carrera a pie, bien sea en competición o en situaciones de alta intensidad o climatología adversa, recurrir a los geles como fuente de energía extra resulta de gran ayuda.

Tanto de geles como de tipos de barritas hay una gran variedad, de acuerdo a sus ingredientes, cereales, fruta hidrolizada,  tipos de hidratos de carbono, combinados con cafeína,  proteínas, minerales o con vitaminas, logran diferentes objetivos en el cuerpo del deportista. Por ello siempre hay que leer la composición nutricional de cada gel y de cada barrita y analizar las cantidades que aportan con cada uno de sus ingredientes. Yo las suelo usar mucho como recurso, en la mochila como comida no perecedera para consumir como prevención de una hipoglucemia, cuando la climatología sea adversa o para cuando la ruta se alargue más de lo previsto.

 

 

Archivado en:

Nuestros destacados

Lo más leído

Lo más leído